Las ayudas que se perciban de MUFACE para el apoyo domiciliario se consideran rendimientos íntegros del trabajo cualquiera que sea su denominación o naturaleza, dinerarias o en especie, que puedan deribvar directa o indirectamente del trabajo personal o de la relación laboral o estatutaria, y siempre que no tengan carácter de rendimientos de actividades económicas. Por lo tanto, las ayudas de carácter socio-sanitario denominada de apoyo domiciliario que concede MUFACE, se encuentran sometidas al IRPF (tributan en la declaracion de la renta) y a su sistema de retenciones a cuenta como rendimientos del trabajo, en la medida que son consecuencia de una previa relación laboral o funcionarial.