Según la doctrina de la Agencia Tributaria no tienen la consideración de renta sujeta al Impuesto sobre la Renta las ayudas económicas que se conceden por las administraciones públicas con la finalidad de sufragar los costes de desplazamiento y/o estancia del paciente que se desplaza fuera del lugar de su residencia ya que se entiende que al Servicio de Salud le corresponde suministrar la asistencia sanitaria o tratamiento médico al que tienen derecho. Las derivaciones para recibir asistencia sanitaria fuera del lugar de su residencia y, en su caso, la necesidad de desplazamiento y estancia del paciente deberá haber sido expresamente autorizado por el órgano competente, previo informe del médico responsable del paciente.
En estos mismos supuestos tampoco tendrán la consideración de renta sujeta al IRPF las ayudas que se abonen para compensar los gastos de desplazamiento y/o estancia del acompañante en los supuestos de asistencia sanitaria en centros, servicios y establecimientos sanitarios situados fuera de su lugar de residencia habitual, en aquellos casos en que, por razón de la minoría de edad o de la situación clínica del paciente, sea aconsejable que el mismo realice el desplazamiento con el acompañante. La necesidad de acompañante deberá ser indicada mediante un informe del médico responsable y autorizada por el órgano sanitario competente.